Residencia fiscal

1 de octubre de 2018

Con la internacionalización de las empresas del país y la necesidad de vender fuera para hacer crecer los negocios, las empresas cada vez más tienen trabajadores mucho tiempo fuera de casa. Muchos de ellos se establecen en otros países o pasan largas temporadas en ellos. Cuando esto ocurre, hay que ser muy cuidadosos con la fiscalidad, y el primer concepto controvertido es el de la residencia fiscal.

¿Qué determina la residencia fiscal en un país? ¿Se puede ser residente fiscal en más de un país?

El primer criterio que determina la residencia fiscal es donde se reside habitualmente, donde, durante el año, se ha vivido físicamente más de 183 días. Pero no es el único criterio, también tiene mucho que decir el criterio de “interés económico", que se puede entender como el lugar de donde la persona obtiene la mayoría de sus rendimientos o tiene la mayoría de su patrimonio. Incluso el estado puede presumir que la residencia habitual de alguien es donde tiene su familia (marido/esposa e hijos/hijas menores).

Los estados tratan de que sus legislaciones hagan difícil a los contribuyentes poder justificar su residencia fiscal en otros estados. El motivo es sencillo, los contribuyentes residentes fiscales en un país pagan los impuestos en ese país sobre toda su renta y patrimonio mundial, independientemente de donde se haya generado. En cambio, los países donde no se es residente fiscal sólo pueden gravar las rentas y patrimonio de ese propio país.

Estas legislaciones de los Estados hacen que muchas veces sea difícil probar la residencia en un país concreto, y se puede acabar siendo considerado residente fiscal en más de un país con el riesgo que ello conlleva (pagar impuestos dos veces en dos lugares diferentes). Este problema se soluciona con los convenios firmados entre países para evitar la doble imposición, pero el problema grave aparece cuando no hay convenio firmado. El convenio de doble imposición nos aclarará donde hay que pagar los impuestos y evitará que paguemos a ambos a la vez.

Finalmente está el régimen de los expatriados que ofrece ventajas fiscales para los residentes estatales que son enviados a trabajar durante periodos más o menos largos en el extranjero.

Por todo ello hay que estar muy atento cuando alguien tiene que desplazarse a trabajar fuera del país una temporada media o larga y planificar, antes de empezar, qué cambios tendrá en su fiscalidad.

Para más información o asesoramiento personalizado puede contactar con nuestro Departamento Fiscal al 93 872 32 22 - fiscalarfe.es.

Arfe Arderiu Consultors

  Muralla del Carme, 17-23, 1r (Ed. Can Jorba),
Manresa, 08241, (Barcelona)

  93 872 32 22

  93 872 67 62

Localización

Newsletter

Condiciones legales