Principales medidas aprobadas por el Real Decreto-Ley de 31 de marzo relacionadas con el arrendamiento de viviendas

A nivel general, se han acordado las siguientes medidas:

 

- Suspensión de los lanzamientos para hogares vulnerables.

- Prórroga extraordinaria de 6 meses de los contratos de arrendamiento que finalicen en el periodo comprendido desde el día 1 de abril hasta el día en qué hayan transcurrido dos meses desde la finalización del estado de alarma.

 

Así mismo, el Real Decreto establece otras medidas que se aplicarán en función del tipo de arrendador/a de la vivienda:

 

1) SI EL ARRENDADOR/A ÉS UN “GRAN TENEDOR/A” (puede ser persona física o jurídica y tiene que tener más de 10 inmuebles, excluyendo garajes y trasteros o una superficie construida de más de 1500 m²).

En este caso, si el arrendatario/a está en situación de vulnerabilidad y lo solicita, el arrendador/a tendrá dos opciones:

a) Reducir un 50% la renta durante el estado de alarma y en todo caso hasta un máximo

de 4 meses.

b) Aplicar el cobro del alquiler. Fraccionar el importe no cobrado durante un máximo de 3

años y empezarlo a cobrar a partir del momento en el que finalice el estado de alarma.

 

2) SI EL ARRENDADOR/A ÉS UN “PEQUEÑO TENEDOR/A” (puede ser persona física o jurídica y tiene que tener 10 inmuebles o menos).

En este caso, si el arrendatario/a está en situación de vulnerabilidad puede pedir al arrendador/al aplazamiento del pago del alquiler. El propietario/a tiene 7 días laborables para contestar y si la respuesta es negativa el inquilino/a podrá acceder al programa de ayudas transitorias de financiación que podrán cubrir un periodo máximo de seis mensualidades de renta y con un periodo de retorno de seis años (ampliable hasta 10 años).

 

VULNERABILIDAD

En todos los casos descritos anteriormente el arrendatario/a tendrá que acreditar su situación de vulnerabilidad social o económica, que tiene que ser consecuencia de circunstancias sobrevenidas debidas a la crisis sanitaria de la COVID-19.

 

Los requisitos que tendrá que cumplir el arrendatario/a son los siguientes:

            - Estar en el paro, en un ERTE o haber reducido la jornada para cuidar de gente mayor/niños. Los ingresos de la unidad familiar no pueden superar 3 veces la IPREM (1.613,52 €). Si el arrendatario/a tiene hijos a cargo o personas con discapacidad se incrementa el límite.

            - La renta del alquiler más los gastos y suministros básicos resulte igual o superior al 35% de los ingresos que tenga la unidad familiar.

 

Finalmente, hay que indicar que se podrá considerar en situación de vulnerabilidad si cualquier miembro de la unidad familiar que vive con el arrendatario/a dispone de la propiedad o usufructo de alguna vivienda, siempre que sea propietario/a de la totalidad y no lo haya adquirido por herencia.

 

Para acreditar la situación de vulnerabilidad el arrendatario/a tendrá que presentar una documentación que está detallada al Real Decreto-Ley.

 

Por cualquier duda o aclaración puedes posarte en contacto con nuestra Área de Fincas al 93 872 32 22 o finquesarfe.es

 

Arfe Arderiu Consultors

  Muralla del Carme, 17-23, 1r (Ed. Can Jorba),
Manresa, 08241, (Barcelona)

  93 872 32 22

  93 872 67 62

Contenido inactivo hasta la aceptación de las cookies de marketing. Para visualizar correctamente, accede a la configuración y activa la cookie específica.

Newsletter

Condiciones legales