Modificación porcentaje pensión de viudedad

30 de julio de 2018

El pleno del Congreso aprobó en 2011 el Informe de evaluación y reforma del Pacto de Toledo, entre las recomendaciones efectuadas en el citado informe se encontraba la referida a las prestaciones de viudedad y orfandad, en concreto, se proponía que la intensidad protectora debía concentrarse en las personas beneficiarias de la pensión de viudedad, con 65 o más años, por las que la pensión constituye su principal fuente de ingresos, considerando que esta mejora de la acción protectora podría desarrollarse incrementando el porcentaje a aplicar a la base reguladora de la pensión. Con el objetivo de dar cumplimiento a esta recomendación, se preceptúa el incremento del porcentaje a aplicar a la base reguladora de la pensión de viudedad hasta el 60% para las personas beneficiarias mayores de 65 años que cumplieran una serie de requisitos. No obstante, las medidas urgentes en materia presupuestaria, tributaria y financiera para la corrección del déficit público dispusieron el aplazamiento de estas medidas obedeciendo a la importante desviación de saldo presupuestario.

Esta tendencia económica negativa ha ido variando favorablemente desde el año 2012 hasta la actualidad, por lo que, este año, los Presupuestos Generales del Estado para el 2018 y en virtud del Real Decreto 900/2018, de 20 de julio, de desarrollo sobre la actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social, en materia de pensión de viudedad, se contempla un incremento de cuatro puntos en el porcentaje a aplicar a la base reguladora de las pensiones de viudedad que cumplan con una serie de requisitos. El porcentaje restante hasta alcanzar el 60% se incrementará a partir del 1 de enero de 2019.

Asimismo, cuando el beneficiario deje de cumplir los requisitos que generan el derecho a mejora, se volverá a aplicar el régimen general de la pensión de viudedad (52%).

Ahora bien, la actualización del porcentaje aplicable a la base reguladora para determinar la pensión de viudedad, no supone en ningún momento la pérdida del derecho a la percepción de los correspondientes complementos a mínimos determinados en las diferentes Leyes de Presupuestos Generales del Estado.

La finalidad de esta reforma del sistema de prestaciones de viudedad es para actuar contra la brecha de género en las pensiones del sistema y mejorar la situación del colectivo de pensionistas sin ingresos adicionales.

Requisitos de las personas beneficiarias:

  • Haber cumplido una edad igual o superior a los 65 años.
  • No tener derecho a otra pensión pública o extranjera.
  • No percibir ingresos por la realización de trabajo, ya sea por cuenta propia o ajena.
  • No percibir rendimientos del capital, de actividades económicas o ganancias patrimoniales, de acuerdo con el concepto establecido por las citadas rentas en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, que en cómputo anual superen el límite de ingresos establecido en la correspondiente Ley de Presupuestos Generales del Estado para ser beneficiario de la pensión mínima de viudedad.

Esta mejora no tiene carácter consolidable. Es decir, que la pérdida de alguno de los requisitos motivará la aplicación del porcentaje del 52%. La suspensión de la mejora tendrá efectos económicos desde el primer día del mes siguiente al incumplimiento de alguno de los requisitos.

Las personas beneficiarias están obligadas a presentar ante la entidad gestora de la Seguridad Social que corresponda, en el plazo de un mes a contar desde la fecha en que se produzcan, comunicación debidamente acreditada de las variaciones que hayan tenido lugar en su situación que pueda suponer la suspensión del derecho al porcentaje.

Los beneficiarios residentes en el extranjero estarán obligados, además, a presentar antes del 1 de marzo de cada año la declaración relativa al mantenimiento o no de los requisitos establecidos.

Aplicación progresiva:

- A partir del 1 de agosto de 2018, se aplicará el 56%.

- A partir del 1 de enero de 2019, se aplicará el 60%.

Las nuevas cuantías se aplicarán de oficio a las pensiones que se encuentren vigentes, siempre que, de acuerdo con los datos de que disponga la entidad gestora, concurran todos los requisitos mencionados anteriormente. Si hay algún cambio respecto al año anterior que implique cumplir con alguno de los requisitos, para solicitar el incremento se deberá presentar una declaración de ingresos. Sin embargo, esta nueva cuantía no se aplicará de oficio a las pensiones reconocidas en aplicación de normas internacionales, ni cuando la persona titular de la pensión resida en el extranjero. 

 

Para más información o para un asesoramiento personalizado, puede contactar con nuestra Área Laboral al 93 872 32 22 - laboralarfe.es

Arfe Arderiu Consultors

  Muralla del Carme, 17-23, 1r (Ed. Can Jorba),
Manresa, 08241, (Barcelona)

  93 872 32 22

  93 872 67 62

Localización

Newsletter

Condiciones legales