La cesión ilegal de trabajadores

6 de marzo de 2018

 

En este mes trataremos el tema de la cesión ilegal de trabajadores, debido a las recientes sentencias que sobre el mismo se están produciendo.

Inicialmente indicaremos que, para ceder trabajadores de manera temporal, sólo resulta legal hacerlo a través de empresas de trabajo temporal autorizadas, de lo contrario, puede conllevar responsabilidades para con la empresa cesionaria, como el hecho de tener que incorporar el trabajador a su plantilla, con todos los derechos y garantías que tienen los demás trabajadores.

Por otra parte, la persona que considere que ha sido cedida de manera ilegal, para poder acceder a un proceso judicial de cesión ilegal de trabajadores, debe tener presente la vía procesal que utilizará, ya que existen diferentes vías, las que no siempre resultan adecuadas a todos los supuestos. Tenemos la modalidad procesal de un proceso ordinario, de un despido o por un proceso de conflicto colectivo, siempre y cuando haya una afectación homogénea.

En este último supuesto encontramos por ejemplo la Resolución 57/2016, en la que precisamente se considera por parte de la Audiencia Nacional, en su Sala de lo Social, que para tratar una declaración de cesión ilícita de trabajadores y fraude de contratos y por tanto, una declaración de contratación indefinida, debe haberse examinando cada contrato de manera individual y no puede hacerse de manera genérica.

Uno de los factores que a menudo se utiliza a la hora de determinar la cesión ilegal de trabajadores o no, podría ser tema uniformes, tarjetas identificativas, centro de trabajo donde se desarrolla el trabajo, coincidencia con los trabajadores de plantilla de la empresa principal... entonces, es cuando se plantea si estamos ante una contrata lícita (art. 42 del Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores), o bien, se ha pasado el umbral y existe una cesión. Por ejemplo, se podría declarar la no existencia de cesión, cuando la subcontratación se realiza porque la empresa tiene carencias de personal técnico especializado, ya que, a pesar de la existencia de actuaciones de inspección a favor de la cesión ilegal, no se da ni coincidencia ni confusión del centro de trabajo.

Esta circunstancia también se produce a menudo en el seno de las cooperativas, donde todos los trabajadores de la cooperativa acceden a su afiliación bajo el mismo encuadre a la seguridad social, al menos, hay algunos supuestos que no se les debería dar este tratamiento.

Hablamos del caso de una sentencia (Sentencia nº 7389/2017, de 30 de noviembre del TSJ de Cataluña), donde se valoraba la contingencia determinante en una incapacidad que se había reconocido, era un procedimiento de invalidez que provenía del Juzgado social 33 de Barcelona. Se consideraba que la trabajadora, a pesar de estar integrada en la cooperativa, las tareas que desarrollaba eran por cuenta ajena y, por tanto, no tenía por qué estar en el RETA sin cobertura por contingencias profesionales.

La cooperativa tenía un contrato con una empresa principal de cárnicas, y la tarea que desarrollaba la trabajadora se realizaba junto con el personal de la principal y el de la cooperativa, en horario de tarde, facilitando la principal la ropa, maquinaria, etc... la cooperativa sólo tenía un responsable de coordinación, que transmitía las instrucciones del jefe de la principal.

En este caso, la pretensión de la trabajadora prosperó también, porque no había resolución de alta como cooperativista por parte de la cooperativa. En el momento en que la trabajadora efectuó la solicitud de admisión como cooperativista, la normativa de aplicación era la ley estatal de cooperativas, en la que indicaba que "si no se dicta resolución de la cooperativa en el tiempo de 3 meses, se entiende rechazada la admisión ". Además, no se observa un reembolso inicial, ni tampoco asistencia a asambleas por parte de la trabajadora, nunca ha formado parte de las decisiones que esta tomaba..., aquí la existencia de requisitos de relación laboral ordinaria.

En un mismo análisis podemos encontrar la Sentencia nº 7700/2017, de 18 de diciembre, en la que también se analiza el posible carácter aparente de la condición de cooperativista y eventual cesión ilegal de trabajadores.

En este supuesto también analiza las circunstancias contempladas en el art. 43 del Estatuto de los Trabajadores, pero por el contrario del caso anterior, se observa que la cooperativa tiene una estructura propia, al tiempo que facilita el material y las herramientas necesarias para el desarrollo de las tareas. Las vacaciones y las bajas médicas son responsabilidad de la cooperativa y existe un responsable que transmite las órdenes a los cooperativistas, de ahí que en este caso se descarta la cesión ilegal de trabajador y por lo tanto la relación laboral con la principal no existe.

 

Estos casos se encuentran en el umbral de la cesión ilegal de trabajadores, de ahí que, en ocasiones, si se analiza la casuística desde otra perspectiva podría considerarse que ésta cesión se produce.

 

Para más información o asesoramiento en relación a la cesión de trabajadores puede contactar con nuestra Área Laboral al 93 872 32 22 - laboralarfe.es

Arfe Arderiu Consultors

  Muralla del Carme, 17-23, 1r (Ed. Can Jorba),
Manresa, 08241, (Barcelona)

  93 872 32 22

  93 872 67 62

Localización

Newsletter

Condiciones legales