Derecho a prestación por riesgo durante la lactancia

3 de octubre de 2018

Existen diferentes pronunciamientos por parte del Tribunal Supremo en relación a este tema, las sentencias más recientes son la STS 667/2018 y la STS 739/2018, donde se reconoce el derecho a enfermeras de urgencias que trabajaban a turnos, a percibir la prestación por riesgo durante la lactancia natural, prestación que en un inicio fue denegada.

En cuanto a la primera sentencia referenciada, el conflicto surge en base a que una vez analizados los riesgos que puede haber en el lugar de trabajo de la trabajadora, se considera que no están presentes, pues la empresa no hace mención de los mismos, pero esto no puede hacer obviar que se dan determinadas circunstancias que por el hecho particular de tratarse de una mujer en periodo de lactancia, pueden suponer riesgos y, por este motivo, se considera que quien niega la existencia del riesgo es quien debería tener la carga de la prueba. Por tanto, el hecho de realizar trabajos a turnos o con horarios y jornadas que dificultan la alimentación regular del menor, lo que debe permitir es que la extracción y la conservación de la leche materna se haga sin ningún tipo de peligro.

Y, en este punto es donde también introducimos los criterios establecidos por la STS 739/2018, referenciada al inicio del artículo, donde se establece que a pesar de que el facultativo especializado de la mutua determine que en el lugar de trabajo no haya agentes de riesgo, si lo que se pretende es garantizar la lactancia, el hecho de no acreditarse que exista un lugar donde la preservación de la maternidad sea total, tal y como requiere la dignidad de la persona, hace que se considere la necesidad de tener derecho a la prestación por riesgo durante la lactancia.

Por tanto, a pesar de que la evaluación de riesgos no perfile de manera específica la incidencia del puesto de trabajo durante el período de lactancia, resultaría contrario al derecho de igualdad y de no discriminación de la trabajadora que se le niegue la posibilidad de acreditar que los riesgos constatados con carácter general en la evaluación de riesgos sí pueden tener una incidencia específica durante el periodo de lactancia, por lo que, si es necesario, sólo será necesario que la trabajadora acredite que la evaluación de riesgos no se acomoda a las premisas esenciales.

Tal y como hemos indicado, la Sala de lo Social también pone de manifiesto la relevancia que el sistema de trabajo a turnos y/o nocturno pueda tener en la protección de la lactancia natural, exigiendo condiciones que garantizen la extracción, tales como una sala de lactancia con el acceso restringido con llave. En el citado caso, la empresa no ofreció ninguna modificación de las condiciones ni recolocación.

En resumen, lo que resulta interesante, es el hecho de que, una vez evaluado el puesto de trabajo, a pesar de no existir ningún riesgo, se le ha concedido la prestación a la trabajadora. Se considera que en relación a las actividades que desarrolla, a pesar de que no hay sustancias químicas o cancerígenas y los riesgos de sanidad y ergonómicos son correctos, una evaluación de riesgos positiva para la empresa, no es suficiente. Y, a pesar de que la empresa dispone de un local para poder extraer la leche materna, se considera que los requisitos de intimidad por la trabajadora no son suficientes.

Se trata de una sentencia que causa un precedente para futuras situaciones en las que no se respete la intimidad y dignidad de la trabajadora en situación de lactancia materna, ya que no son suficientes los medios que se pongan, sino la guarda en relación a la intimidad de las trabajadoras que se encuentren en esta situación.

Para más información o asesoramiento personalizado puede contactar con nuestra Área Laboral al 93 872 32 22 - laboralarfe.es

Arfe Arderiu Consultors

  Muralla del Carme, 17-23, 1r (Ed. Can Jorba),
Manresa, 08241, (Barcelona)

  93 872 32 22

  93 872 67 62

Localización

Newsletter

Condiciones legales